Asia

Estos diez museos familiares en Metro Manila son perfectos para su próximo viaje.

La ciudad alberga una gran cantidad de museos que brindan una amplia gama de conocimientos tanto para niños como para adultos.

Cuando los turistas vienen a Manila con sus familias a cuestas, lo primero que preguntan es a dónde ir; puede ser difícil encontrar algo que atraiga a los niños pequeños, los ancianos y todos los demás. Por suerte para los residentes de Manila, existen varias alternativas de museos que ofrecen un aprendizaje educativo, visualmente estimulante y saludable fuera del aula. Puede tener una idea de primera mano de la historia, el arte, la ciencia y la literatura a través de estos fascinantes lugares de la metrópolis.

1. Museo Pambatá

El Museo Pambata es el primer museo interactivo para niños del país y ofrece a los visitantes una experiencia inmersiva única que fomenta el aprendizaje a su propio ritmo. Todo en el museo es práctico, por lo que los niños pueden ensuciarse las manos ingresando a modelos de tamaño real del cuerpo humano, un mini bahay na bato (casa tradicional filipina), un pequeño mercado o incluso una simulación de terremoto. Los niños pueden tocar, sentir y jugar con todo lo que se muestra para sacarlos del espacio digital al que están tan acostumbrados en estos días.

La última incorporación al Museo Museo Pambata, una biblioteca móvil que encarna la identidad cultural filipina y la hace accesible a los niños, es otro ejemplo de reutilización adaptativa. También es un ejemplo de reutilización adaptativa en Roxas Boulevard de Manila, donde se encuentra el histórico Elks Club (establecido en 1911).

2. El museo de los espíritus

El Museo de la Mente tiene como objetivo hacer tangible la ciencia para sus visitantes. Ubicado en Bonifacio Global City en el centro de Manila, este lugar de fácil acceso es una excelente alternativa para visitar los centros comerciales de otras ciudades cuando la mayoría de los turistas y lugareños se sienten atraídos por allí. El Museo de la Mente, apoyado por la Fundación de Arte Bonifacio, contiene más de 250 exhibiciones interactivas que exploran la ciencia a nivel molecular, la biología, la tierra (tiene la primera exhibición permanente de T-Rex del país), el espacio y la tecnología.

El Museo de la Mente en el centro de Los Ángeles es una visita obligada para cualquier persona interesada en la historia de California y su gente. El 1949 por el Dr. Fundado por George H. Scholey, el Museo de la Mente es una institución progresista y actualizada ubicada en una instalación con certificación LEED diseñada por Ed Calma.

3. Museo Nacional de Historia Natural

El Parque Rizal en Ermita ha visto recientemente una afluencia de personas debido a la reapertura del Museo de Historia Natural. El famoso edificio neoclásico del Ministerio de Turismo, diseñado por Antonio Toledo, ha sido renovado durante tres años y ahora está nuevamente abierto al público.

Dentro de sus paredes, los visitantes pueden ver la fauna y la flora filipinas, las ilustraciones y pinturas de la vida marina y explorar la biosfera desde un contexto filipino. Lolong, el cocodrilo más grande jamás mantenido en cautiverio, tiene una réplica en exhibición que es una de las exhibiciones más interesantes. Además de Lolong, otra exhibición que vale la pena mencionar es el Árbol de la Vida. El árbol en sí es un ascensor que conduce a un dosel arquitectónico donde proyecta sombras sobre una superficie blanca y limpia debajo: ¡es muy impresionante!

4. Galería de Arte Ateneo

La Galería de Arte Ateneo es conocida por su extensa colección de arte moderno y contemporáneo. Sus exhibiciones demuestran las muchas formas en que los artistas filipinos están redefiniendo y dando forma al arte en todas sus formas, como lo han hecho a lo largo de su historia. El año pasado, Areté, una palabra griega que encapsula excelencia y virtud, inauguró un nuevo centro creativo y un complejo artístico construido por la universidad.

Diseñado por WV Coscolluela and Associates, el edificio alberga aulas, estudios, «cajones de arena», una cocina totalmente equipada para clases de Le Cordon Bleu y teatro.

5. Museo y Centro de Investigación Jorge B. Vargas Filipiniana

El Museo Vargas en UP Diliman se estableció a principios de la década de 1980 cuando se erigió un edificio para albergar una donación de arte, sellos, monedas, libros y otros recuerdos de Jorge B. Vargas, el primer Secretario Ejecutivo del país. Frecuentemente visitado por estudiantes y académicos, el museo alberga eventos como lanzamientos de libros, lecturas de poesía, conciertos y recitales. Este museo no solo tiene exposiciones individuales sino también exposiciones colectivas de arte contemporáneo. Las colecciones permanentes del museo incluyen recuerdos, fotografías y arte contemporáneo de Vargas.

Un día lleno de diversión le espera a la familia en el sitio UP Diliman, cuya rica historia y presencia cultural lo hacen digno de un viaje escolar. ¡El Museo Vargas definitivamente debe agregarse a su lista de visitas obligadas mientras esté allí!

6. Museo Nacional de Bellas Artes

Si desea ver algunas de las mejores obras de arte del país, debe visitar el Museo de Bellas Artes (anteriormente la Galería Nacional). El museo exhibe pinturas coloniales españolas de Félix Resurrección Hidalgo y Fernando Amorsolo, así como el famoso spoliarium de Juan Luna. Carlos «Botong» Francisco y Vicente Manansala se encuentran entre otros artistas contemporáneos representados en la colección.

El Museo de Bellas Artes debería ser una prioridad para cualquiera que quiera explorar el país y su historia a través de artistas visuales. Ubicado en un antiguo edificio de convenciones, el museo transporta a los visitantes a la Manila anterior a la Segunda Guerra Mundial.

7. Museo de Ayala

Diseñado por los arquitectos Leandro V. Locsin Partners, el Museo Ayala es un hermoso ejemplo de la arquitectura filipina moderna en medio del bullicioso Ayala Center. Un destino popular para viajes escolares, el museo contiene The Diorama Experience, que cuenta la historia de Filipinas desde la prehistoria hasta la actualidad.

En el Museo Ayala puedes ver barcos de alta mar, una exposición de objetos de oro precoloniales y arte filipino de los siglos XIX y XX. Además, el museo ofrece con frecuencia exposiciones, conferencias, conciertos y simposios al público.

8. Museo de Arte Pinto

Este impresionante edificio estilo misión que alberga una hermosa colección de arte filipino definitivamente vale la pena el viaje a Antipolo. El espacio abierto está bien iluminado y ventilado, lo que lo hace cómodo para pasear a tu propio ritmo entre las esculturas y las obras de arte nativas.

También querrá pasar algún tiempo admirando las pinturas de técnica mixta y otras obras de arte en exhibición. Los cuidados jardines de Pinto son definitivamente lo más destacado de este museo, ¡son realmente impresionantes!

9. Museo Casa Manila

Si está interesado en cómo vivía la clase alta rica en Filipinas durante la época colonial española, Casa Manila es una visita obligada. Este bahay na bato tradicional del siglo XIX ha cobrado vida con muebles cuidadosamente colocados y ofrece una gran visión de la vida cotidiana en ese momento.

Una visita a Casa Manila le dará vida al mundo de Rizal si alguna vez tuvo que aprender Noli Me Tangere o El Filibusterismo para la escuela. El hecho de que el museo esté justo en el centro histórico de Intramuros solo aumenta su encanto y atractivo.

10. Museo de San Agustín

La religión ha jugado un papel importante en la historia de Filipinas y es fascinante descubrir cuán importante fue la iglesia visitando los pasillos de San Agustín. Construida en 1571 y reconstruida en 1587, la iglesia es una de las más antiguas del país. El museo alberga una variedad de obras de arte religiosas, que incluyen estatuas de santos, grandes pinturas, un vistazo a las habitaciones de los monjes y mucho más.

Ver la asombrosa colección de San Agustín desde una perspectiva histórica da una mejor idea de cómo es entrar a una capilla con decoraciones trampantojos.

Artículo Recomendado:  Una guía de viaje a la Ciudad del Vaticano y Roma: cómo aprovechar al máximo tu tiempo en la Ciudad Eterna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba