Cuando uno entra en el Parque Marítimo del Mediterráneo parece viajar a un paraíso en pleno centro de la ciudad. 56.000 metros cuadrados de lagos de agua salada convierten el azul del cielo y de las piscinas naturales en un único universo. Un lugar donde perderse y olvidarse el mundanal ruido.

La espesa vegetación hace que pasear por sus caminos se convierta en un placer para la vista y el olfato. Esta obra póstuma del artista canario César Manrique nos traslada hasta el lago Martiánez de Tenerife.

La piedra con la que está edificado simula la construcción del Conjunto Monumental de las Murallas Reales, en cuyo interior está el Gran Casino de Ceuta, una discoteca y una de las terrazas más cool de la ciudad: El Cielo, y en sus tres enormes lagos de agua salada, insertados en un verdadero parque botánico de especies de todo el mundo, hay un pequeño Foso Real, por el que pueden transitar los bañistas.

El parque, que este año celebra sus 20 años, cuenta con tres grandes lagos de agua salada, aptos para el baño durante la temporada estival. Los tres lagos toman el agua directamente del Estrecho dos días a la semana a través de un sistema de cascadas y cataratas artificiales. El primer lago, situado al oeste, tiene una playa artificial de poca profundidad para los más pequeños de la casa, protegida por pequeñas islas con palmeras.

Este lago, de metro y medio de profundidad, se extiende hasta el Castillo. En el centro del lago hay una isla artificial, con vegetación tropical, cactus y palmeras traída desde Tenerife.

Articulo Recomendado:  10 cosas que hacer y ver en Ibiza

Este primer lago se llena mediante una cascada artificial de 25 metros de altura que brota del lateral del Castillo. Siguiendo el foso del Castillo se llega al lago central. En su lado norte se encuentra una réplica del Faro de Ceuta. En el centro del lago brota un geiser de varios metros de altura.

El tercer lago, el más pequeño, está situado al este del Parque. Tiene forma de ocho y puede ser cruzado a pie por un puente de madera. En el centro del lago hay una pequeña isla artificial que aloja un bar tropical donde la disfrutar de una gran variedad de cócteles y música. Tiene una catarata en su lado norte.

Al detalle Todo en el Parque Marítimo del Mediterráneo está cuidado al detalle. Las papeleras se integran en el espacio al estar rodeadas de madera. Las duchas recuerdan casetones neoislámicos. Entre los jardines pueden verse esculturas móviles metálicas, obra de César Manrique y escudos heráldicos de las antiguas murallas de Ceuta. En la zona más oriental del parque se sitúa un gran escenario donde se celebran actuaciones.

El complejo del Parque del Mediterráneo tiene todo lo necesario para disfrutar de un día inolvidable.

El parque cuenta con servicio de tumbonas, colchonetas y sombrillas, prensa, duchas, vestuarios, botiquín, servicio de socorristas, así como una amplia oferta gastronómica para todos los paladares y bolsillos, desde comida rápida, pasando por las tapas más típicas o la posibilidad de sentarse a comer y disfrutar de una sobremesa más tranquila. Los helados, cócteles o tés morunos no faltan como armas perfectas para combatir al calor.

Articulo Recomendado:  10 cosas que hacer y ver en Andalucía

Cuando cae la noche, el Parque del Mediterráneo se transforma y la iluminación bien elegida hace que el visitante disfrute de un espacio diferente y tranquilo

El genial artista lanzaroteño César Manrique supo fundir el arte y la naturaleza para crear un entorno de singular belleza en pleno centro de la ciudad. Para la gerente del parque, Celinia de Miguel es un lugar idílico “donde César Manrique supo conjugar sus valores artísticos mezclando vegetación, mar y cielo. Sin duda, es un privilegio en pleno de la ciudad. Un balcón de mares. Una zona de asueto y descanso donde olvidarse de todo y solo disfrutar”.

INFORMACIÓN ÚTIL

El Parque está situado en la Avenida Compañía del Mar con acceso directo desde el Paseo de la Marina Española. Los precios varían dependiendo de la temporada. La horquilla se mueve entre los 2.10 euros que pagan los niños en temporada media a los 5.80 euros de un adulto en temporada alta. Del mantenimiento de esta instalación se encargan 63 trabajadores durante el verano. Los jueves por la noche las instalaciones permanecen cerradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *