Europa

Destinos en Europa donde está permitido el consumo del Cannabis

¿Qué es el cannabis?

El cannabis es una droga que proviene de plantas de cáñamo indio como Cannabis sativa y Cannabis indica. El principal químico activo del cannabis es el THC (delta-9 tetrahidrocannabinol).

El cannabis es una droga depresora. Las drogas depresivas no necesariamente te hacen sentir deprimido. Más bien, ralentizan la actividad del sistema nervioso central y los mensajes que van entre el cerebro y el cuerpo. Cuando se toman grandes dosis de cannabis, también se pueden producir efectos alucinógenos.

Un tipo especial de cannabis son las auto florecientes, que florecen automáticamente entre 3-4 semanas después de la germinación, sin tener la necesidad de que el horario de la luz fluctúe a 12/12. Si desea obtener semillas autoflorecientes diríjase a la web 2fast4buds.com donde son especialistas en el sector.

Para obtener información sobre los cannabinoides sintéticos, consulta nuestra página de información sobre el “subidón legal”.

Donde está permitido el cannabis en Europa

En octubre de 2019 se cumplió un año desde que Canadá legalizó el cannabis para uso recreativo y, en vísperas de las elecciones estadounidenses, el cannabis se ha convertido en un tema candente. Sin embargo, con gran parte de nuestra atención centrada en América del Norte, ya es hora de que nos volvamos a Europa para ver qué progreso se está logrando en los países más cercanos a casa.

Luxemburgo

Luxemburgo, uno de los países más pequeños de Europa, será el primero en legalizar el cannabis para uso recreativo. En noviembre de 2018, el primer ministro Xavier Bettel anunció que la tres partidos principales de la coalición (el Partido Demócrata, el Partido Socialista de los Trabajadores de Luxemburgo y los Verdes) legalizaría el cannabis, creando un mercado de uso de adultos completamente regulado para 2022/23. Si bien el cannabis para uso medicinal es legal desde junio de 2018, cuando se aprueben las nuevas leyes, las personas podrán poseer 30 gramos de cannabis, la misma cantidad que es legal en Canadá. Los detalles exactos de esta legislación aún se están discutiendo, tales como restricciones de edad y una prohibición a los no residentes para disuadir el turismo de drogas.

Los países bajos

El cannabis está despenalizado en los Países Bajos desde 1976, y se permite el uso recreativo a través del famoso sistema de cafeterías. Además de esto, Holanda fue el primer país del mundo en legalizar el cannabis medicinal, gracias al trabajo del Ministro de Salud Els Borst allá por 1999.

El sistema de cafeterías permite a los establecimientos vender cannabis en pequeñas cantidades, aunque sigue siendo oficialmente ilegal. También existen estrictas normas de licencia para estos coffees shops, como restricciones de edad y controles sobre la comercialización y la apariencia de las tiendas. Otro problema al que se enfrentan las tiendas es la dependencia del mercado ilícito de ‘puerta trasera’ para abastecer sus estantes debido a que el cultivo comercial de cannabis sigue siendo ilegal.

Por lo tanto, es significativo que el gobierno ahora haya aprobado ensayos para experimentar con posibles métodos para avanzar en la legalización. A partir de 2021, diez municipios participarán en un estudio de cuatro años denominado ‘experimento de cannabis de suministro cerrado‘ donde todos estos coffees shops solo serán abastecidos por cultivadores regulados.

Malta

El gobierno maltés despenalizó el uso recreativo del cannabis en 2015 y legalizó el uso médico en 2018. El 9 de marzo de 2018, se modificó la Ley de Drogodependencia de Malta, que otorgaba a los médicos la capacidad de prescribir cannabis a sus pacientes. La ‘Ley de producción de cannabis para uso medicinal’ también se introdujo en abril de 2018, lo que permitió a las empresas obtener una licencia que les permitiera producir y fabricar cannabis para uso médico en territorio maltés.

Este impulso fue impulsado por Joseph Muscat, primer ministro y líder del Partido Laborista, Partit Laburista, quien antes de las elecciones de 2017 prometió que se comprometería a legalizar el cannabis recreativo si era reelegido. Sin embargo, ahora han pasado dos años y todavía no se han establecido planes concretos. Esto puede deberse en parte a la secretaria parlamentaria, Julia Farrugia Portelli, ya que se ha informado que quiere esperar para lanzar primero un campaña educativa, que será desplegado a nivel nacional. Esta campaña tendría como objetivo educar sobre los daños del uso de drogas, antes de que el gobierno considere aprobar una legislación para reformar el uso recreativo.

Alemania

La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel fue el último de los principales partidos políticos de Alemania en adoptar una línea prohibitiva sobre el cannabis recreativo, pero ahora parece haber dado un giro en U en sus puntos de vista. Estos informes se basan en declaraciones recientes de Marian Wendt, el vocero de política interior de la CDU quien dijo que “El cannabis podría liberarse para uso personal, por supuesto con producción y distribución controladas”.

La velocidad de este cambio radical es lo que hace que este caso sea especialmente interesante. solo el año pasado marlene mortlerel predecesor del partido bávaro hermano de la CDU, la Unión Social Cristiana (CSU), la posición fue que la idea de legalizar el cannabis era un movimiento equivocado ya que «sugiere, especialmente a los jóvenes, que el cannabis no es una sustancia peligrosa». .

El uso médico se legalizó en 2017, aunque se controla estrictamente. El uso recreativo actualmente es ilegal, pero el estado se está volviendo cada vez más indulgente y no suele procesar por posesión personal de hasta 6 gramos.

Suiza

Si bien el uso recreativo del cannabis en Suiza es ilegal, desde 2011 la venta de productos de cannabis es legal si los productos contienen menos del 1,0 % de THC, en comparación con los niveles habituales del 0,2 % permitidos en muchos otros países europeos. Suiza también despenalizó el consumo de cannabis en 2012, y la posesión de hasta 10 gramos generalmente queda impune, aunque el consumo público puede conllevar una multa de 100 francos suizos (aproximadamente £ 78).

Suiza tuvo una elección el 20 de octubre de 2019 para elegir a todos los miembros de ambas cámaras de la Asamblea Federal. La mayor parte de los votos fue para el Partido Popular Suizo (SPP) con un 25,6 %; sin embargo, el partido experimentó una caída en los votos, mientras que los dos partidos verdes lograron importantes avances en comparación con las elecciones anteriores, lo que sugiere un fuerte cambio hacia políticas más progresistas. Esto puede tener un impacto en las leyes de cannabis en los próximos años.

España

La legislación española es diferente a la del resto de países de Europa porque no distingue entre el uso recreativo y medicinal del cannabis. Tanto el uso médico como el recreativo en espacios privados fueron despenalizado en 2015, pero el uso médico aún no es técnicamente legal. Esto afecta a los pacientes, ya que no pueden obtener una receta médica para un medicamento a base de cannabis, sino que acceden a él a través de clubes de cannabis. Los Cannabis Clubs son colectivos privados sin ánimo de lucro y algunos de ellos operan a través de un mercado ilegal ‘trasero’. Las regiones de Cataluña, Navarra y el País Vasco han aprobado leyes que habilitan una red de cooperativas para supervisar legalmente el uso, distribución y cultivo legal de cannabis.

Después de las elecciones de la semana pasada, la cuarta vez en muchos años que el público se ha visto obligado a acudir a las urnas, España finalmente ha formado un gobierno, aunque a coalición de dos partidos. El gobierno consiste en el Partido Socialista PSOE, abierto a la legalización del consumo de cannabis medicinal, y Podemos, el partido anti austeridad, que apuesta por la legalización tanto del consumo médico como recreativo del cannabis. Ahora que la crisis gubernamental de España ha llegado a su fin, el cannabis podría regresar a la agenda política de los legisladores en Madrid.

Francia

Francia tiene uno de los porcentajes más altos de consumidores de cannabis en Europa, con 4,7 millones de usuarios.

Una reciente comisión encargada por el gobierno ha aconsejado controvertidamente a Francia que legalice el cannabis para uso recreativo. El informe, que salió a la luz en junio de 2019, afirma que la prohibición que ha estado vigente durante los últimos 50 años ha sido un fracaso, debido a la gran cantidad de jóvenes que consumen, la carga sobre el gasto público y los problemas del ‘mercado negro’. El informe recomienda la legalización, aunque con normas estrictas. Pocas horas después de la publicación del informe, 70 personalidades públicas firmaron un petición pidiendo la legalización en nombre del “pragmatismo”, que incluía al número dos del partido gobernante de Macron.

La portavoz del gobierno, Sibeth Ndiaye, dijo que «(su) posición no es ir hacia la legalización del cannabis», sin embargo, Richard Ferrand, el presidente parlamentario del partido LREM de Macron, dijo que el tema aún estaría abierto a debate.

Reino Unido

Durante los últimos 18 meses, el Reino Unido ha visto un cambio transformador en la política de cannabis, que fue provocado por los casos de Alfie Dingley y Billy Caldwell. Ambos niños sufrían de epilepsia severa y el gobierno les impidió acceder a medicamentos a base de cannabis. Después de un bombardeo mediático centrado en la madre de Billy Caldwell, Charlotte, que intentaba cruzar la frontera con la medicina de su hijo, se la confiscaron y finalmente se la devolvieron, el Ministerio del Interior anunció una revisión del cannabis medicinal, lo que finalmente llevó a su reprogramación. Desde entonces, se han aprobado dos medicamentos a base de cannabis en el NHS y ha habido un interés creciente en los productos de bienestar de CBD que se pueden comprar en la calle.

A raíz de estas reformas, ha habido un creciente interés en la legalización recreativa. A principios de este verano, los parlamentarios David Lammy, Norman Lamb y Jonathan Djanogly viajaron a Canadá para comprender mejor la política, las políticas, la industria y la experiencia comunitaria de los mercados regulados de cannabis. Cada diputado concluyó en la Cobertura de la BBC del viaje que los mercados de uso de adultos estarían legalizados en 5 a 10 años.

El verano también vio el lanzamiento del ‘Cannabis Debate’ del Evening Standard, una investigación en curso que tiene como objetivo presentar los argumentos a favor y en contra de la legalización del cannabis. La generosa cobertura que se ha asignado al ‘Debate del cannabis’ ha jugado un papel fundamental en el movimiento de la voluntad política, ya que el 1 de noviembre de 2019, el Estándar de la tarde corrió un historia de primera plana informando que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ahora cree que es hora de considerar la legalización del cannabis.

 

Reflexiones

Los países europeos están comenzando a legalizar el cannabis para uso recreativo, o al menos discutiendo la opción de hacerlo. Sin embargo, es importante reconocer que el ritmo del cambio se ha ralentizado en algunos países, con la decisión de Italia de prohibir las ventas de productos de ‘cannabis light’ con hasta un 0,2% de THC en mayo de 2019 como un ejemplo notable.

Y no debemos suponer que Europa y América del Norte seguirán plazos legislativos similares. Canadá tardó casi 20 años en legalizar el uso recreativo después de permitir el uso medicinal, mientras que en Europa, los países que recientemente legalizaron el uso medicinal ahora están avanzando con planes para el uso recreativo. Una vez que Luxemburgo se convierta con éxito en el primer país europeo en legalizar el uso recreativo del cannabis, no pasará mucho tiempo antes de que otros países europeos hagan lo mismo.

 

Artículo Recomendado:  Guía de presupuesto definitiva para Barcelona 🌍 Lugares para visitar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba