América

Los Fundamentos de la Revisión de Contratos de Bienes Raíces en México

Crédito: Carolina K Smith MD | Imagen de Adobe Stock

Para los expatriados, comprar bienes raíces en México no se parece en nada a lo que están acostumbrados en los EE. UU., Canadá y otros países. Para asegurarse de que su compra se realice sin problemas, debe comprender el ABC de la revisión del contrato de bienes raíces en México.

Primero, debe saber que un contrato de bienes raíces en México tiene muchas partes móviles diferentes. ¿Cuánto costará la propiedad? ¿Existen medidas de seguridad adecuadas en caso de que algo salga mal? ¿El desarrollador fijó el precio de la propiedad adecuadamente para obtener una ganancia? Si no, tal vez cortar esquinas. Las respuestas a estas preguntas surgen durante la revisión del contrato.

Si bien algunas cláusulas se aplican en la mayoría de los contratos, no existe un contrato preformateado adecuado para cada transacción de bienes raíces. Por lo tanto, debe negociar con el vendedor para crear un contrato que satisfaga sus necesidades, y esa negociación depende de un escrutinio cuidadoso. ¿El precio es justo? ¿Quién pagará los costos de cierre? ¿Están incluidos en la compra los accesorios, la calefacción, las ventanas o los electrodomésticos existentes?

Una revisión detallada del contrato le permite negociar estos temas.​​​ Pero lo más importante, ¿tiene el desarrollo los derechos de agua del municipio y hay suministro suficiente en el área? ¿La Comisión Federal de Electricidad de la CFE ha aprobado el cable? ¿Están cubiertas todas las leyes ambientales? Si es así, el municipio emite un permiso para vender al desarrollador, de lo contrario, no están legalmente autorizados a venderle la propiedad. Las revisiones de contratos ayudan a protegerlo de los riesgos.

Una revisión del contrato no solo le brinda una posición más sólida como comprador, sino que también lo protege de responsabilidades en el futuro. Examine el contrato cuidadosamente para determinar sus responsabilidades y las del vendedor. Esto le permite comprender completamente los costos y las reparaciones en las que incurre, y explica lo que el vendedor tiene para ofrecer. Una revisión puede ayudarlo a negociar cómo resolver una disputa.

Debido a los riesgos que implican las compras de bienes raíces, las disputas pueden surgir de muchas maneras diferentes. ¿El vendedor no reveló la información necesaria durante el proceso de compra? ¿No cumplieron con sus deberes antes del cierre?

Saber cómo resolver estas disputas es fundamental cuando surgen problemas. Por ejemplo, una revisión del contrato puede ayudarlo a determinar si una cláusula de arbitraje (que le impedirá demandar al vendedor) es realmente apropiada para la venta. Su abogado puede ayudarlo a negociar una forma satisfactoria de resolver su disputa. Pero la cláusula más importante es que cualquier revocación o sanción debe ser «implementada sin intervención judicial». Esto significa que si cualquiera de las partes invoca la cláusula de rescisión y tiene derecho a un reembolso o tiene que pagar una multa, debería poder obtener una compensación sin tener que presentar una demanda ante los tribunales. Ahora, si la parte perdedora no cumple con la cláusula, los demandantes pueden solicitar multas adicionales, honorarios legales y daños y perjuicios.

Si desea asegurarse de que su contrato de bienes raíces lo beneficie y lo ayude a lograr sus objetivos, consulte a un abogado con experiencia. Pueden revisar su contrato y ayudarlo a negociar los detalles para protegerse a usted y a su nuevo negocio.

Como puede ver, los contratos son, sin duda, una parte importante de la protección del desarrollador, vendedor o comprador. El contrato establece expectativas claras para que ambas partes mantengan a todos en la misma página mientras crea un documento legalmente vinculante para asegurar las bases, como el pago.

Sin embargo, un contrato puede carecer de sentido si no contiene cláusulas que brinden claridad para ambas partes y protección para usted. Esto es algo que muchos pasan por alto y felizmente confían en una plantilla genérica que le entregó un desarrollador o un agente de bienes raíces.

Si bien los contratos variarán según sus circunstancias específicas, preferencias y alcance de la compra, hay ciertos términos que deben incluirse en cada contrato de bienes raíces que firme: términos de pago, términos de confidencialidad, términos de responsabilidad y términos de terminación.

Promesa de Compra-Venta vs Contrato de Compra-Venta

Ya sea que su contrato sea uno que redactó un abogado para usted, o uno que un desarrollador o agente de bienes raíces le envía y le pide que firme, siempre asegúrese de que no le haga daño ni lo ponga en riesgo de ninguna manera. Léalo atentamente y asegúrese de que lo entiende. Pídale a un tercero (preferiblemente un abogado calificado, como un abogado de negocios) que le explique cualquier inquietud que tenga.

Una cosa a tener en cuenta aquí: Promesa no es un contrato de venta, es solo una promesa de ejecutar un contrato de compra en una fecha específica en el futuro, que debe estar claramente establecida en Promesa. Cualquier pago que acepte hacer al vendedor/desarrollador es simplemente una garantía de que estará presente en el momento y lugar especificado en Promesa, o su representante legal. Esto significa que si el vendedor no cumple, tienes derecho al 100% del pago. Si eres tú el que no cumple, el vendedor tiene derecho a quedarse con el dinero y el 100% de la cantidad adicional. Esto debe indicarse en Promesa. por ley.

Cláusula de responsabilidad

La responsabilidad es un factor importante que todos los compradores deben considerar. En cualquier contrato, es necesario saber quién es el responsable. Desafortunadamente, no siempre vivimos en un mundo ideal, y algunos vendedores intentarán quitarse la culpa. Haga este plan con su abogado con anticipación para que comprenda lo que implica, sus responsabilidades y los próximos pasos que debe tomar para protegerse aún más. Tenga en cuenta que si se ha registrado para comprar Promesa, pero no cumple con sus obligaciones, el vendedor puede quedarse con su dinero (en su totalidad) y exigir daños y perjuicios adicionales, incluso si no está establecido en el contrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba