Cuando escuchas la palabra Málaga, ¿qué es lo primero que te viene a la mente? Me imagino que es las fabulosas playas. Y si bien la capital de la Costa del Sol está definitivamente al alcance de algunas de las mejores playas de Europa, Málaga ofrece mucho más que surf y arena.

Asentada primero por los fenicios y luego por los romanos, visigodos, moros y finalmente los Reyes Católicos Fernando e Isabel, la historia de Málaga es una de las más diversas y fascinantes de toda España. Estas icónicas civilizaciones han dejado su huella en la arquitectura y la cultura de la ciudad, convirtiendo a Málaga en un imprescindible lugar para ir de vacaciones. Por eso queremos mostrarte las 8 cosas que puedes hacer cuando visites Málaga. Verás que nunca te vas a aburrir.

Hay muchas cosas que ver en málaga enseguida algunas de nuestras actividades favoritas.

Retrocede en el tiempo en el Teatro Romano

Comienza tu aventura en Málaga siguiendo los pasos de una de las civilizaciones más emblemáticas que jamás haya gobernado la ciudad: los antiguos romanos. Como el monumento más antiguo que se conserva en Málaga propiamente dicha, el anfiteatro romano fue construido en el siglo I d.C. y se utilizó durante más de 200 años. Algunas de sus piedras y columnas fueron llevadas posteriormente para ser utilizadas en la Alcazaba en la colina que domina el teatro romano.

El teatro es de visita gratuita y está ubicado en la Calle Alcazabilla en pleno centro de la ciudad. Para aprender aún más y obtener una comprensión más profunda de esta fascinante joya, visite el Centro de Interpretación que se encuentra justo al lado.

Continuar explorando la historia en la Alcazaba

Sigue avanzando por la historia mientras subes la colina hacia la fortaleza palaciega conocida como la Alcazaba. Construida por gobernantes moros en el siglo XI d.C., la estructura sigue siendo uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura musulmana en España en la actualidad.

Sin ningún problema podrás pasear interminablemente por sus innumerables habitaciones y patios, o maravillándote con las vistas de la ciudad y el puerto a medida que sube cada vez más. Asegúrate de obtener una entrada combinada tanto para la Alcazaba como para el Castillo de Gibralfaro. No querrás perderte ninguna de estas dos joyas históricas.

Visita el Castillo de Gibralfaro

Incluso más arriba en la colina que su contraparte, la Alcazaba, el Castillo de Gibralfaro de la época árabe es fácilmente el mejor lugar de Málaga para disfrutar de una vista impresionante. Si bien puedes comprar un boleto conjunto para visitar los dos monumentos, no están conectados. Para llegar al castillo del siglo XIV, puedes tomar el autobús (línea 35 desde la parada Paseo del Parque) o caminar.

Sigue los pasos de Picasso

Todo el mundo conoce a Pablo Picasso como uno de los artistas más emblemáticos del siglo XX, pero ¿sabías que en realidad es malagueño? Si te gusta ver el arte o te gusta conocer la historia que habla de la vida de Picasso, un recorrido auto guiado de Picasso por Málaga es imprescindible.
Antes de salir de la plaza, asegúrate de saludar al hombre sentado en el banco. Se dice que si frotas la cabeza de la estatua, la creatividad de Picasso se te contagiará. Finalmente, dirígete al Museo Picasso de Málaga. La colección permanente aquí muestra algunas de las obras más importantes de los años de formación de Picasso.

Prueba el vino local

Con más de tres milenios de tradición vitivinícola, es seguro decir que el amor por el vino es profundo en Málaga. El área alberga dos de las prestigiosas regiones vinícolas de denominación de origen de España. El primero, DO Málaga, es el vino dulce de ébano de autor de la región. No hay mejor lugar para probarlo que Antigua Casa de Guardia, el bar de vinos más antiguo de la ciudad, donde lo sirven directamente de la barrica.

La segunda de las principales regiones productoras de vino de Málaga es la DO Sierras de Málaga. Estos son tus tintos y blancos más clásicos. Ligeros de cuerpo y fáciles de beber, encierran el espíritu soleado de la ciudad en cada sorbo.

Si hasta aquí no has quedado fascinado con Málaga pues te vamos a seguir recomendado otras cosas que puedes hacer! Por ejemplo:

Visita la Playa las Acacias en Pedregalejo

Las playas de Málaga cuestan diez centavos la docena, y algunas de ellas, como La Malagueta y La Caleta, se encuentran a poca distancia del centro de la ciudad. Pero para una experiencia más auténtica, ve un poco más lejos. El pintoresco pueblo de pescadores de la vieja escuela de Pedregalejo, hogar de la playa de Las Acacias, es una alternativa mucho más encantadora. Toma la línea de autobús 3, 11 o 34 desde el centro de la ciudad, o alquila una bicicleta y dirígete a la playa.

Prueba los Espetos, la tapa emblemática de Málaga

Por supuesto, ningún viaje a una playa de la Costa del Sol estaría completo sin probar la especialidad regional, los espetos. No hay mucho en los espetos, de verdad, y eso es lo que los hace tan geniales. Son simplemente brochetas, sardinas que se asan a la perfección sobre una parrilla hecha con un viejo barco de pesca.

El único condimento que necesitan es un poco de sal marina, aunque algunas personas también prefieren darles un chorrito de jugo de limón fresco. Pide una refrescante copa de vino blanco para acompañarlo todo y tendrás todos los ingredientes para una comida perfecta junto a la playa. La mayoría de los lugareños coinciden en que los mejores espetos de Málaga se encuentran en Pedregalejo. Pruébalos en un típico chiringuito como El Cabra o Miguelito el Cariñoso.

Maravíllate con la Catedral de Málaga

La impresionante Santa Catedral de la Encarnación de Málaga es fácilmente una de las iglesias más singulares de su tipo en España. Los lugareños llaman cariñosamente a la catedral la manquita («la mujer de un solo brazo») gracias a su única torre (originalmente se planearon dos). Entra y te dejará sin aliento por su fascinante mezcla de estilos renacentista y barroco con un toque de influencia gótica. Los precios de la catedral rondan los 6 euros para la entrada general, aunque también hay descuentos para jóvenes y adultos mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *